Las películas de James Bond son la franquicia cinematográfica más fructífera y exitosa de todos los tiempos (tomando en cuenta los efectos de inflación por año).

Con un total de 24 largometrajes oficiales, el agente 007 es uno de los personajes más icónicos del Séptimo Arte.

El origen de Bond es tan mítico como el mismo 007. Fue creado por Ian Fleming, un espía británico que se inspiró en sus propias experiencias (por supuesto, no tan emocionantes como las del agente secreto en la gran pantalla) para crear al caracter que enamoraría a mujeres y lucharía contra poderosos villanos dispuestos a dominar al mundo.

En 1962 se estrenó la primera película de Bond titulada DR. NO; haciendo alusión el titulo al villano del film. El actor escocés Sean Connery fue el escogido para encarnar a 007 y con su elegancia y actitud irreverente sentó las bases que formarian las características del espía al servicio de Su Majestad.

La cinta fue un gran éxito y con ella empezó la Bondmania en el mundo. Hoy dia frases como “Mi nombre es Bond, James Bond”, las sensuales chicas Bond que acompañan al agente en sus excitantes aventuras (Ursula Andrews usó un bikini que causó controversia y dio mucho que hablar en DR. NO) y el pegajoso tema compuesto por Monty Norman son elementos conocidos por todos.

Obviamente la popularidad de 007 obligó a sus productores a trabajar en la próxima secuela de Bond y nacio FROM RUSSIA WITH LOVE (1963). Pero el gran momento del personaje llego en 1964 con GOLDFINGER, el film más exitoso de la franquicia de manos de Connery. La cinta obtuvo gran aceptación en todo el mundo y su tema principal, cantado por la legendaria Shirley Bassey, se convertiría en la canción más reconocida de la saga. La popularidad del tema hizo que los productores invitaran una vez más a Bassey para cantar el tema de DIAMONDS ARE FOREVER (1971).

Después de dos películas más de Bond (THUNDERBALL y YOU ONLY LIVE TWICE), Connery renunció al papel por miedo a encasillarse y tomó su lugar George Lazenby, quien rodó ON HER MAJESTY’S SECRET SERVICE, pero, aunque la cinta es considerada una de las mejores de la serie, el film no caló en el público y Connery retomo el rol nuevamente en la antes mencionada DIAMONDS ARE FOREVER.

En 1973 un nuevo actor fue reclutado para personificar a 007 y el rol recayo en Roger Moore. Nacido en Londres, el joven actor ya había ganado cierto nivel de fama con la serie de televisión The Saint.

Moore le agrego al personaje una nueva vitalidad e interpreto a un Bond sarcástico e intrépido e introdujo al agente en la era moderna. Las películas de 007, protagonizadas por Moore, se caracterizaron por asombrosas escenas de acción que rayaban en la espectacularidad y escenarios exóticos.

En 1973 fue estrenada LIVE AND LET DIE, la cual resultó un gran éxito. Le siguieron THE MAN WITH THE GOLDEN GUN, THE SPY WHO LOVED ME (una de las mejores de la franquicia), MOONRAKER (influenciada notablemente por la popularidad de STAR WARS), FOR YOUR EYES ONLY, OCTOPUSSY y A VIEW TO A KILL, la cual fue la última cinta de manos de Moolas

En 1987 un nuevo Bond apareció en las pantallas y esta vez fue encarnado por Timothy Dalton, quien interpretaria a un agente frio y calculador, pero también humano donde emociones tan intensas como la venganza tendrían lugar.

THE LIVING DAYLIGHTS tuvo un excelente recibimiento por parte de la crítica y a ella le siguió LICENCE TO KILL en 1989.

Ya en la década de los noventa la franquicia de Bond parecería estar muerta; sin embargo los productores de la serie le demostraron lo contrario al público cuando ésta revivio en los brazos de Pierce Brosnan. El actor de origen irlandes fue el candidato principal para caracterizar a Bond después de Moore, pero debido a un contrato que debía cumplir con el programa de televisión Remington Steele debió esperar hasta quedar libre de las cláusulas que lo ataban.

Brosnan interpreto al agente 007 con una nueva energía y la saga renacio con GOLDENEYE. A ella le siguieron TOMORROW NEVER DIES, THE WORLD IS NOT ENOUGH y DIE ANOTHER DAY; todas grandes éxitos.

Finalmente Brosnan abandonó el papel, pero Bond tendría aun muchas aventuras por vivir y Daniel Craig adoptó el papel de 007.

Los elogios llovieron con la encarnación de Craig como el popular agente con licencia para matar, quien logro el equilibrio perfecto entre la elegancia de Connery y la dureza de Dalton.

CASINO ROYALE fue la primera película de Craig y la aprobación fue total. Posteriormente rodaría QUANTUM OF SOLACE, SKYFALL (para muchos la mejor cinta de Bond) y SPECTRE.

Lo interesante de las producciones protagonizadas por Craig es que, a diferencia de las películas anteriores de la saga, éstas están interconectadas y forman una gran trama que complementan la historia.

Actualmente se desconoce el futuro de la serie, ya que Craig ha anunciado varias veces su retiro; sin embargo, sea cual sea el resultado, estamos seguros que en los próximos años seguiremos disfrutando de 007 y sus aventuras.

Como datos interesantes vale la pena mencionar que en 1967 una parodia de Bond fue realizada y protagonizada por Peter Sellers, David Niven y Woody Allen; en 1983 una cinta no oficial de 007 titulada NEVER SAY NEVER AGAIN fue estrenada y en ella Sean Connery volvió a encarnar a Bond; y de las 24 canciones de la franquicia cuatro han sido nominadas al Oscar y sólo SKYFALL ha ganado.

Structured Data, Review
Title: Opinión: La Franquicia de James Bond
Reviewed by José Bracho
Rating: 5.0
Summary: Opinión: La Franquicia de James Bond
Description: Artículo especial sobre la franquicia de James Bond