Alejandro Carrillo:

No es obligatorio salir coririendo a comprar o rentar esta película pero si es imprescindible que la vean alguna vez. Personalmente la disfrute bastante sin emocionarme por nada en especial, creo que me estoy poniendo algo viejón para estos shows, quizás me vuelvan a emocionar cuando sea víctima de las crisis de edad que me esperan en años venideros.

Es un espectáculo auto paródico inspirado en las puestas en escena de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, pero argumentalmente me parece que termina esclavizada (conscientemente o no) ante el mismo esquema del que pretende burlarse, por lo tanto la película me parece que no es tan honesta y envalentonada como presume serlo.

El precio de la entrada la pagan en su totalidad los títulos de los créditos iniciales, primer gran momento del cine de 2016, toda una genialidad pero terminan siendo el mejor chiste de una hora y pico saturada de bromas desgastadas (con más un puñado de aciertos) que sólo funcionan por el carisma de Ryan Reynolds al que hay que darle mérito por asumir este rol luego del desfalco de Linterna Verde.

Deadpool sin duda marcará un antes y un después en la historia del cine de superhéroes para bien o para mal, el paquete de acción y comedia siento que funciona, la verdad es que el guión tiene grandes momentos que van desde el protagonista burlándose de si mismo, un mordaz comentario a la saga de Liam Neeson “Taken” y varias comentarios incómodos sobre la división de los derechos de los personajes de MARVEL, las famosas rupturas de barrera entre el personaje y el público funcionan TODAS de maravilla y la clasificación de la película (para mayores de 18 o “R” en Estados Unidos ayuda mucho al desarrollo y al tratado del personaje, es verdaderamente necesaria y una jugada valiente por parte del estudio).

INSISTO: La peli SI es muy auto consciente e irreverente, pero no tanto como lo fue Shrek en su tiempo, aunque luego la franquicia del ogro verde terminase con los mismo grilletes comerciales que comenzó criticando. El deslenguamiento del personaje principal se contradice mucho con el armado de la película como tal, sobretodo en su ruidoso tercer acto, clásico de la
fórmula Marvel que ya luce agotada.

Marlo Muñoz:

Nueva y adecuada adaptación de super héroe de la Marvel que aunque no resulta completamente original en su planteamiento rompedor, el resultado es tremendamente divertido.

Fenomenal caracterización de Ryan Reynolds, luego del fracaso de “Linterna Verde” , que junto con sus aciertos cómicos (incluyendo las ingeniosas formas de romper la cuarta pared) resultan lo mas destacado de este agradecido baño de agua fresca sobre el genero.

Su trama basica de venganza en plan de cachondeo contra un “científico loco” convertido en villano junto con la simpleza de su historia y de la superficialidad de gran parte de sus personajes, son bien llevados por el debutante Tim Miller, que se inicia en este negocio firmando una película de culto instantánea, aunque no huye de finiquitar su ultimo acto con las típicas estridencias y alargadas secuencias de acción.

Recomendable.